Energía solar térmica, el sistema más ecológico para producir Agua Caliente Sanitaria (ACS)

paneles solares
5 consejos que debes conocer antes de realizar tu propia instalación solar
20/07/2017
¿Qué paneles solares fotovoltaicos son los más indicados para cada instalación?
05/10/2017

El agua caliente en viviendas, oficinas y otras instalaciones es un bien fundamental que utilizamos cada día y del que no podemos prescindir, suponiendo habitualmente un coste fijo que puede llegar a ser muy elevado dependiendo de cada caso. Ahora bien, ¿sabías que la energía requerida para generar elementos como Agua Caliente Sanitaria (ACS) o calefacción se puede conseguir de forma mucho más económica y limpia que la habitual gracias a las energías renovables?

La energía solar térmica es la alternativa ecológica a la energía convencional y permite ahorrar una gran cantidad de combustible mediante los sistemas solares térmicos. De este modo, se recoge la energía procedente de los rayos ultravioleta para calentar el agua, en un proceso de abastecimiento energético sin coste y totalmente natural.

¿Cómo funciona un sistema solar térmico?

En función de las necesidades de energía existentes y si se trata de un sistema solo para apoyo a generación de ACS, para apoyo a generación de ACS y calefacción o solo para apoyo a calefacción, se puede instalar un tipo de sistema solar u otro.

Los dos sistemas solares térmicos más comúnmente utilizados son en primer lugar y los más sencillos los equipos solares compactos termosifónicos y en segundo lugar los equipos solares térmicos de circulación forzada. La primera opción se utiliza básicamente para apoyo a generación de ACS y la segunda opción se utiliza cuando se necesita apoyar a un sistema de calefacción, haya o no haya también apoyo a generación de ACS.

Los equipos solares compactos termosifónicos son equipos compactos (todo junto) donde el depósito y captador o captadores se encuentran en el mismo lugar (tejado, terraza o similar) y su funcionamiento es por simple termodinámica y por tanto no requieren de energía eléctrica para funcionar.

Los equipos solares térmicos de circulación forzada son conjuntos de equipos formados en función de las necesidades de energía existentes por uno o varios captadores o colectores, un depósito, una centralita de control y un grupo hidráulico. Los captadores solares se instalan siempre en el exterior en un lugar donde reciban la radiación del sol el máximo de horas posible, y el depósito se suele colocar en el interior de la vivienda junto al grupo hidráulico, necesario para poder transportar con su bomba de agua el calor captado del sol en los captadores hasta el depósito, y a la centralita que se encarga de gestionar y controlar el funcionamiento del grupo hidráulico.

Por tanto, el colector o colectores solares recogerán la energía solar y se encargarán de calentar el agua del depósito por medio de una bomba de recirculación que llevará el calor captado en los colectores hasta el depósito. La centralita del sistema controlará la temperatura del agua del depósito y de los colectores para en función de la diferencia de temperatura y necesidades, activar la bomba que caliente el agua del depósito.

Aunque el sistema solar puede ser el único sistema para producción de ACS y/o calefacción en determinadas ocasiones, siempre es recomendable y suele ser necesario colocar un sistema de apoyo para los días en que no haya posibilidad de recibir mucha radiación solar o para cuando se produce un consumo muy elevado de ACS o calefacción. Para entender la necesidad de un sistema de apoyo al sistema solar, se debe tener en cuenta que normalmente cuando más necesidades hay de aporte de calor, es cuando menos horas de sol hay disponibles, como pasa en invierno o en los días más nublados y fríos.

¿Qué ahorro produce un sistema de energía solar térmica?

El uso de energía solar térmica es una opción totalmente gratuita para abastecer energéticamente todo tipo de instalaciones y conseguir un buen rendimiento en el suministro de Agua Caliente Sanitaria y/o Calefacción. Con un sistema bien calculado se pueden alcanzar ahorros de incluso superiores al 90% de media durante todo el año para ACS y también incluso superiores al 85% de media durante todo el año para sistemas de ACS y Calefacción.

Si disponemos de una caldera modulante, el consumo de combustible se regula, actuando la caldera únicamente cuando la temperatura del agua se encuentra por debajo de su temperatura habitual y utilizando solo el combustible necesario para compensar la diferencia de temperatura, sin calentar más de lo necesario. Los sistemas solares térmicos se instalan siempre a la entrada de agua de la caldera, y aportan agua caliente a la caldera de modo que el ahorro de energía puede llegar a ser muy notable.

Encuentra en Ecofener los paneles, equipos y accesorios de energía solar térmica que te permitan comenzar a utilizar una energía más económica y sostenible en tus espacios. Te ayudamos a crear un hogar más ecológico y respetuoso con el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *