Después de 30 años del accidente nuclear más grave de la historia, Chernóbil apuesta por la energía solar

¿Cómo favorece la nueva ley de transición energética y protección a consumidores a las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico?
¿Cómo favorece la nueva ley de transición energética y protección a consumidores a las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico?
07/12/2018
Crean paneles solares que funcionan bien en días lluviosos o con niebla
Crean paneles solares que funcionan bien en días lluviosos o con niebla
13/12/2018
Después de 30 años del accidente nuclear más grave de la historia, Chernóbil apuesta por la energía solar

Después de 30 años del accidente nuclear más grave de la historia, Chernóbil apuesta por la energía solar

Ucrania ha inaugurado recientemente una enorme planta de energía solar en la famosa localidad de Chernóbil, donde hace 30 años se produjo el mayor accidente nuclear de la historia y que hasta estos días aún resiste.

Recordemos que durante aquel fatídico 26 de abril de 1986, se realizaba una prueba rutinaria en uno de los reactores de la planta nuclear, pero accidentalmente hubo una explosión y se formaron nubes radiactivas provocando la muerte de 31 trabajadores y bomberos que acudieron al lugar. Sin embargo, la ola de decesos vendría poco tiempo después tras el fallecimiento de miles de personas alcanzadas por la potente radiación, al desarrollar enfermedades como el cáncer.

Actualmente miles de turistas llegan a la zona cada año atraídos por lo sucedido, curiosamente orientados por guías que llevan consigo medidores de radiación, aún latente en una central nuclear que permanece encerrada en una especie de sarcófago gigante para contener en lo posible la radiactividad.

Luego de tres décadas, como parte de un primer intento para reactivar esta icónica zona ucraniana, se ha construido una enorme planta de energía solar, conformada por 3.800 paneles solares capaces de abastecer a más de 2.000 apartamentos.

El propio director ejecutivo de Solar Chérnobil, Evhen Variagin, dejó claro que no se trata de una simple planta de energía solar, al considerarla como un símbolo del resurgimiento de un nuevo modelo de energía seguro y amable con el medioambiente. Incluso, la jefa de la central nuclear lo ve como un «pequeño retoño» que promete grandes cosas en materia de energía eléctrica.

El proyecto fue emprendido de manera conjunta entre la empresa ucraniana Rodina y la alemana Enerparc que espera obtener beneficios de las políticas que incentivan este tipo de energías renovables y limpias. De hecho, el mismo gobierno de Ucrania planea sacar provecho de los dos mil kilómetros cuadrados que rodean la central nuclear para generar más energía limpia, ya que según estudios tendrían que pasar unos 24.000 años para que el hombre pueda ocupar de nuevo la zona de forma segura.

No caben dudas que las energías renovables como la solar, se han convertido en la mejor opción para producir energía limpia y de calidad, en Chernóbil están conscientes del camino a seguir en cuanto a la generación de energía tras haber vivido en carne propia la tragedia ocasionada por otros tipos de sistemas como el nuclear que amenaza la seguridad de los pueblos. Elogiamos la iniciativa en Ucrania que busca pasar página con el resurgimiento de la planta, ahora con instalaciones de energía solar.

Deja un comentario

Los datos personales que usted nos facilita, simplemente los solicitamos para evitar la realización masiva de comentarios del tipo spam, y para poder responder a sus comentarios realizados.

Puede consultar aquí nuestra política de privacidad.

Responsable: WEB Renovables SLU (empresa propietaria de la tienda online ecofener.com)
Finalidad: Poder responder y gestionar sus comentarios.
Legitimación: Su consentimiento.
Destinatarios: Los datos que nos proporciona se almacenan en los servidores de Grupo Loading Systems SL (proveedor español de hosting y email de ecofener).
Derechos: Tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición en cualquier momento solicitándolo a info"@"ecofener.com (sin las "").

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto el tratamiento de mis datos para poder añadir el comentario *