Diferencias entre el sistema termosifón y los equipos solares térmicos de circulación forzada

Subvenciones para la instalación de placas solares en 2018
06/08/2018
Tubos de vacío, tecnología eficaz en colectores solares
26/09/2018

Ya hemos hablado en anteriores artículos del sistema compacto termosifónico, pero este no es el único equipo capaz de producir Agua Caliente Sanitaria (ACS) mediante energía solar, otro de los equipos que nos permite obtener ACS es el equipo solar térmico de circulación forzada.

Ambos son muy utilizados y son buenas opciones para cumplir su cometido, sin embargo, existen diferencias por las cuales hacen que unos usuarios se decanten por uno o por otro en función de sus necesidades.

Para que se entienda de forma sencilla, en primer lugar hablaremos de lo que sí les hace similares y a continuación de sus diferencias de forma clara y concisa.

Similitudes entre ambos equipos

Lo más básico es que el funcionamiento de ambos sistemas es el mismo: los dos utilizan la energía solar para calentar el agua sanitaria para el uso doméstico.

Otra de las semejanzas claras son los paneles térmicos que utilizan, ya que pueden emplear exactamente los mismos. De hecho, los materiales con los que están hechos así como su estructura también son muy similares debido a que los dos equipos trabajan con el mismo rango de temperaturas.

Por otro lado, tanto el termosifón como el de circulación forzada tienen dos circuitos independientes, uno es el circuito primario (que mezcla glicol y agua, el que se encarga de recibir el calor que se acumula y transportarlo al circuito secundario) y el secundario que, básicamente, acumula el agua fría sanitaria en un depósito en el que es calentada por el circuito primario para su consumo.

Diferencias entre termosifón y circulación forzada

Ahora veremos las diferencias más evidentes en sus componentes. La primera de ellas radica en el depósito de acumulación. Como puede comprobarse en la imagen, el termosifón tiene un depósito acoplado en la parte superior de los paneles, o colectores, que se encarga de almacenar el ACS y el de circulación forzada no.

El depósito del segundo se encuentra en el interior de la vivienda, mientras que el termosifón es compacto y se ubica todo junto en el exterior. Este es uno de los motivos por los que un usuario puede decantarse por una u otra opción: el espacio que ocupan y el impacto visual en el exterior.

Para viviendas más pequeñas se aconseja instalar el equipo compacto termosifónico ya que aprovecha mejor el espacio y se evita tener que instalar ningún equipo en el interior de la vivienda.

Otra de las diferencias es el volumen del depósito, en el caso del de circulación forzada pude llegar a ser mayor, pudiendo llegar a encontrarnos con algunos de capacidad para 500, 1000 litros o incluso más y en los termosifónicos lo normal es llegar a un máximo de 200 o 300 litros. Igualmente para grandes consumos de ACS también se pueden instalar varios equipos termosifónicos, lo que permite llegar a volúmenes de acumulación mucho mayores.

Los sistemas de circulación forzada se pueden utilizar también para apoyo a generación de agua caliente para todo tipo de usos, como puede ser calefacción, climatización de piscinas o cualquier otro tipo de uso doméstico o industrial. Los equipos termosifónicos no se pueden utilizar para este cometido.

Por último, dos elementos diferenciadores son la bomba de circulación y el vaso de expansión que solo aparecen en los sistemas de circulación forzada. En los equipos de circulación forzada la bomba eléctrica es necesaria para mover el fluido calor-portador hasta el depósito para así trasladar el calor captado en los paneles al agua acumulada en el depósito. En los equipos termosifónicos este movimiento se realiza por termodinámica gracias a que el depósito está siempre por encima de los captadores y por tanto no hace falta de ninguna energía eléctrica para su funcionamiento normal.

En cuanto al vaso de expansión en los sistemas de circulación forzada es necesario añadirlo.

Una vez aclaradas las diferencias entre ambas alternativas, si estás pensando en invertir en un equipo que te permita obtener ACS de manera limpia y económica no dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario de contacto o escribiéndonos a info”@”ecofener.com (sin las comillas).

Deja un comentario

Los datos personales que usted nos facilita, simplemente los solicitamos para evitar la realización masiva de comentarios del tipo spam, y para poder responder a sus comentarios realizados.

Puede consultar aquí nuestra política de privacidad.

Responsable: WEB Renovables SLU (empresa propietaria de la tienda online ecofener.com)
Finalidad: Poder responder y gestionar sus comentarios.
Legitimación: Su consentimiento.
Destinatarios: Los datos que nos proporciona se almacenan en los servidores de Grupo Loading Systems SL (proveedor español de hosting y email de ecofener).
Derechos: Tiene derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición en cualquier momento solicitándolo a info"@"ecofener.com (sin las "").

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto el tratamiento de mis datos para poder añadir el comentario *